Archivo de la etiqueta: real

La cultura Blog

Aunque en Internet aparecen un sinnúmero de definiciones sobre la cultura blog, quiero hoy proponerles algunas de las características que he notado comienzan a aparecer en quienes han iniciado la experiencia de mantener un blog en la web.

Primero quiero hacer una alerta. El blog puede crear ciberdependencia. Acabo de inventar la palabra y no sé si la Real Academia la aceptará, pero con ella ilustro la manera en que los blogueros se relacionan con la computadora y la red de redes. Crea hábitos y muy fuertes.

Lo otro es que se despierta un ansia desesperada por trasladar ideas. Cualquiera que sea, lo importante es poder transmitir el pensamiento que se tiene por dentro y ponerlo a disposición de los “seguidores virtuales”.

Igualmente, es primordial para el bloguero, un reconocimiento a su espacio. Necesita que lo publicado por él provoque el debate,  la confrontación, el apoyo o el rechazo, en fin, el intercambio. Creo que sin eso, se siente como vacío.

Otra característica que he comenzado a notar en quienes se han ido acercando a este nuevo mundo, está en la necesidad que sienten de dialogar con alguien, aún desconociendo al que está del lado de “allá” de la computadora. Es curioso, cuando te escriben en el blog, todo es tan virtual que hasta las identidades pueden solaparse.
Se transforma hasta la actitud con la que uno enfrenta las nuevas circunstancias.

El blog también está trayendo cierta individualización de las actitudes humanas. Piensen por un momento cuando están escribiendo, frente a la PC, si alguien los acompaña. Creo que se está dando un acto tan, pero tan íntimo que puede alejar, por lapsos, la socialización de muchos actos cotidianos.

Al listado puede agregarse, algo que creo es positivo. Aparecen nuevos amigos cuando de blog se trata. Aunque nunca se hayan visto, aunque la lejanía geográfica exista, puede encontrarse el consuelo en alguien que llegó a tu espacio y tuvo una frase amable, buena, esperanzadora.

Bueno, enemigos también, pero para que la vida sea vida, tiene que haber de todo un poco.

Por supuesto que no tener una conexión rápida es casi una afrenta para el bloguero o bloguera (por aquello del enfoque de género), porque no se concibe él (o ella)  sin la posibilidad de una veloz y eficaz conexión a la “Gran Autopista de la Información”.

No he estudiado muy a fondo todas las conductas humanas que van naciendo, cambiando, o desapareciendo con los avances que ha traído el siglo XXI y las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, pero como siempre les digo, espero que quienes tengan otras  ideas las sumen a este espacio, ya que como bloguero recién nacido, estoy necesitando otras opiniones.