Archivo de la etiqueta: razonable

¿Cuál es el tiempo razonable?

En un periódico impreso, el tiempo es considerado el tirano de los periodistas. Todo transcurre en una redacción de prensa marcado por su impronta. Las horas pasan, y el horario de cierre influye inexorablemente en las rutinas de la producción noticiosa, que responden a períodos límites para la realización del periódico, pues edición, impresión y circulación no pueden esperar más de lo previsto para cada una de esas acciones.

En Internet, el tiempo toma otras características. Es más bien cómplice. Impulsa, empuja, determina y se convierte en termómetro de la inmediatez. El tiempo aquí no espera, pasa tan rápido como las noticias que lo son como tal.

Los editores de sitios web deben tomar en cuenta estos detalles. Desde la experiencia que acumulo de algunos años realizando y editando contenido para Internet, una pregunta me viene rondando, y tiene que ver con la preocupación sobre  qué tiempo debe estar una noticia puesta en la portada de una página web.

¿Solo debe responder a la frecuencia de actualización establecida de antemano, como sucede en ciertos medios de prensa que conozco? ¿Debe tomar en cuenta el concepto de noticiabilidad, tan de moda por estos tiempos? ¿No debe pensarse en mantener ciertos trabajos, digamos exclusivos, en las portadas, buscando un mayor nivel de lectura de esos contenidos? ¿Hay que vibrar al ritmo de los acontecimientos noticiosos que ocurren cada minuto en un mundo globalizado y donde cualquier cosa es considerado noticia?

Si bien en la web se rompen los cánones tradicionales de la noticia, es posible divulgarla inmediatamente después de haberse producido, y puede ampliarse hasta límites insospechables con el uso del hipertexto y otras herramientas, también es cierto que deben analizarse los tiempos de exposición de las noticias que queremos mostrar en las portadas de nuestros sitios.

Es verdad que no puede decirse, y por suerte andamos borrando esos malos vicios de nuestras acciones diarias, que la actualización de las páginas web deben realizarse “en tales momentos del día”. Sería contradecir el propio espíritu de un medio tan dinámico como este, que pide la actualización constante de los contenidos para estar a tono con una dinámica que le es consustancial.

Sin embargo, y por eso la pregunta del título a este post, creo también disparatado el cambio constante e indiscriminado de las noticias en aras de mantener “actualizado” el sitio, restándole espacio y posibilidades de lectura a informaciones propias generadas por el medio en exclusiva.

Lo que trato de decir es que también debe haber tiempos razonables para mantener las informaciones en las portadas de las páginas, ofreciéndoles a los cibernautas las posibilidades de encontrar noticias que solo allí están expuestas porque son el fruto de la búsqueda de los profesionales del medio y no las podrá leer en otro lugar.

Hay que recordar  los diferentes horarios que existen en el planeta y que las lecturas a nuestros medios vienen desde cualquier lugar del mundo.

El cambia-cambia, como se dice popularmente en Cuba, debe tener una medida. No puede llevarnos el ansia de actualización de las noticias en las portadas de los sitios, a la indiscriminada fórmula de estar constantemente “subiendo” informaciones que a veces no tienen ninguna importancia, de escasa repercusión, de poca alcance para la línea editorial del medio, y que a veces tienen el mal mayor: ya han sido publicadas en otros medios y lo que hacemos es repetir un contenido innecesariamente, lo que además, se sabe, es “penalizado” por los buscadores.

La actualización noticiosa de un sitio de prensa debe cumplir con las reglas del periodismo, aquella que reza, y roza, con la actualidad, la inmediatez, el interés y otras muchas cualidades. Es imprescindible tenerlo en cuenta, pero debemos preguntarnos, meditar y respondernos.

¿Qué tiempo debe estar una información en la portada de nuestro sitio web? ¿Debe medirse el tiempo solo por la voluntad de los editores? ¿La generación de contenidos constantemente es buena o entorpece la difusión informativa y la lectura de otros contenidos que también nos interesa que sean leídos?

En fin, son algunas interrogantes, de las que espero respuestas u otras opiniones de los visitantes de este post.