Archivo de la etiqueta: golpe

Las nuevas señales de la comunicación

El intento de Golpe de Estado contra el presidente ecuatoriano Rafael Correa revela varias lecturas para el campo de la comunicación y la información actual.

Y no solo lo digo por la manipulación mediática tradicional de las grandes trasnacionales de la mentira, esas que no reconocerán jamás que lo sucedido ese día fatídico para la constitucionalidad en América Latina fue el secuestro de un presidente, y un zarpazo contra la democracia, que por suerte no pudo consumarse.

Se sabe que CNN y algunos otros medios que se autoproclaman paladines de la libertad de expresión, como las grandes agencias de noticias y periódicos de mucha “autoridad”, tienen un libreto predeterminado para ocasiones como esta. La compañía norteamericana lo que vio en Ecuador fue una sublevación, una rebelión de policías descontentos. En fin, que para estos emporios mediáticos, los sucesos de aquel día no apuntaban a dañar la institucionalidad de un país y de un gobierno elegido democráticamente por el pueblo.

Pero dejo a los lingüistas y a otros profesionales un análisis más profundo, que se acerque quizá al uso de términos engañosos, que puedan desentrañar cuánto de maldad se esconde detrás de cada palabra utilizada.

Lo que quiero comentarles hoy es otra de las lecciones que, al menos para mí,  dejó este acontecimiento desde el punto de vista de la comunicación y que los editores de los medios en Internet no debemos desconocer.

Durante las tensas horas que duró el secuestro de Correa y las protestas del pueblo que avanzaba en su rescate, en Juventud Rebelde ofrecimos a los lectores fieles a nuestra página  un seguimiento minuto a minuto, posibilidad que nos ofrecía poder ver en Vivo las imágenes que Telesur, por suerte, nos hacía llegar de lo que acontecía en el país sudamericano.

En la vorágine de ofrecer a los internautas “lo último”, nació la idea de conocer qué opinaban los lectores de la web sobre el zarpazo a Correa.

Para ello construimos una breve nota cuyo titular era Opine sobre el intento de Golpe de Estado en Ecuador, con el propósito de palpar las apreciaciones que sobre lo que acontecía tenían quienes estaban accediendo a los productos informativos que ofrecíamos instantáneamente.

En pocos minutos, decenas de lectores de sumaron al apoyo a Correa con frases de aliento, expresiones de solidaridad y llamados a respetar la constitucionalidad de aquella nación.

Por otro lado, se mantuvo durante toda latarde- noche la actualización constante de lo sucedido hasta el momento victorioso cuando el presidente ecuatoriano llegó al Palacio de Gobierno, sus palabras y el apoyo popular. En días posteriores ofrecimos el seguimiento informativo que se desprende debe hacerse.

Pasaron los días, y llegaron los análisis dentro de nuestro medio de los resultados de esa amplia cobertura. Resultó interesante constatar, entonces, algunos de los datos que aportaron los análisis estadísticos. Para sorpresa de muchos, lo más leído de la histórica jornada y en días posteriores, resultó la nota breve, pequeña, escueta, donde invitábamos a los lectores a compartir sus opiniones sobre el acontecimiento noticioso del día.

¿Casualidad? ¿Era eso lo previsible sino nos atenemos a lo tradicional? ¿Acaso la función de siempre no fue dar noticias y nada más? ¿Realmente el acontecimiento noticioso era lo que más interesaba al lector? ¿Por qué tantas visitas a la nota en cuestión?

Estas y otras muchas interrogantes comenzaron a darnos vueltas en la cabeza, pues además de haber hecho la cobertura instantánea de lo que ocurría, también se multiplicaron los mensajes en las redes sociales, los correos electrónicos, en fin, no hubo herramienta de las que están a mano en Internet y disponibles, que no utilizáramos, sin embargo, lo que generó más tráfico en tales circunstancias no fue necesariamente la noticia, sino la posibilidad que le dimos al lector de opinar.

Ante tal panorama y aunque pueda tomarse como una simple casualidad o un ejemplo aislado, no debemos desconocer que algo ha ido cambiando.

Es deber primero de un Editor prestar atención especial a un suceso como este, sobre todo si queremos “enganchar” a más personas para que vean nuestros contenidos.

En esta era de las Nuevas Tecnologías, la comunicación nos está ofreciendo nuevas señales. El lector no quiere estar pasivo, es partícipe y cómplice, quiere que su punto de vista sea tenido en cuenta, no desear estar como simple espectador, ahora se involucra, opina, disiente, contradice, apoya, y cada vez más toma como bandera las posibilidades de intercambio activo que se abren.

El internauta dice “las condiciones cambiaron, mi opinión cuenta, vale y la tienes que tomar en cuenta, ya no solo es de allá para acá, también es de aquí para allá”.

Es decir, los medios no debemos estar de espaldas a realidades como esta. Antes el mensaje iba en una sola dirección, ahora “el fuego” es cruzado y puede haber tiros más certeros, incluso, del lado de quienes nos leen.

Son algunos retos que tenemos hacia el futuro, nuevas señales de los cambios que envuelven a quienes permanecen en los medios “tradicionales”, posibilidades que debemos medir en todo su alcance, para que cada paso que se de, en un mundo como este, no sea en vano.

Telesur no ha renunciado a su deber de informar lo que ocurre en Honduras

Los golpistas en Honduras han cometido una nueva fechoría. La expulsión de los equipos periodísticos de Telesur y Venezolana de Televisión corroboran la actitud represiva de quienes se adueñaron a la fuerza del poder en ese país centroamericano.

Andrés Izarra, el presidente de Telesur, acaba de anunciar en una conferencia de prensa en Managua, Nicaragua, que el canal internacional buscará nuevas fórmulas para continuar informando la verdad de lo que acontece en suelo hondureño.

Izarra acudió a recibir a las periodistas Adriana Sívori y Madelein García y al resto del equipo de la emisora multinacional, quienes luego de ser expulsados por los usurpadores, llegaron a Nicaragua por la frontera terreste, y durante el trayecto tuvieron que recibir la custodia de organizaciones de derechos humanos y de las embajadas de Venezuela y Nicaragua, ante la amenaza de sus secuestradores.

Pero Telesur no dejará de decir lo que acontece en Honduras. Izarra fue muy preciso al afirmar que los equipos siguen funcionando, pero bajo un nuevo plan de seguridad, que permita la cobertura precisa y cercana al Golpe de Estado. Así que ya saben los golpistas, aunque pretendan ocultar la verdad, aquello de que “siempre hay un ojo que te ve”, tendrá más vigencia que nunca.

El presidente de Telesur aprovechó el encuentro de sus corresponsales con la prensa en Managua, para denunciar la forma en que fueron detenidas, pues “se presentaron militares fuertemente armados, llevando pasamontañas, amenazaron a periodistas y al personal técnico” y enseñó fotos publicadas por agencias de prensa que ofrecen testimonio de la intimidación a la que fueron sometidos los profesionales.

Dijo que se llevaron secuestrados al equipo, y no tenían respaldo legal ni fundamentación jurídica, pero gracias a la intermediación de la cancillería de Venezuela y el Secretario de la OEA, el equipo fue liberado, pero continuó siendo vigilado por efectivos policiales, integrantes de un denominado Grupo Cobra, que actúa bajo las órdenes del gobierno de facto.

“No pudieron salir más hotel, el 12 de julio, mermó la posibilidad del ejercicio periodístico, por lo que ante esos hechos, Telesur decidió resguardar la seguridad del personal del equipo de trabajo y después de ser expulsados, planificamos la salida por tierra de nuestros compañeros”, aseguró Izarra.

Adriana Sívori, por su parte, dijo que luego de haber sido detenida en los primeros días del golpe, continuaron sobre ella y sus colegas la represión, el acosamiento y la persecución.

“Estábamos amenazados, cerraron el hotel, viajamos custodiados por organismos de los derechos humanos. En Honduras hay un cerco mediático por parte del gobierno de facto, pues persiguen a los periodistas, algunos medios han sido cerrados, hay periodistas detenidos, y algunos no se sabe donde están”, denunció.

Por su parte, Madelein García, expresó que lo que se vivió en Honduras es un golpe de Estado.  ¿Cómo llamar a un presidente que lo quitan de esa manera?, se preguntó y agregó que es un hostigamiento lo que sufrieron por parte del régimen. La situacion es dificil, hay violación de los derechos humanos, dijo.

Vamos a ver si ahora la camarilla de los golpistas sigue afirmando, en contubernio con ciertos medios de comunicación  aliados a ellos, que en Honduras hay libertad de expresión.

Lo que ha ocurrido con Telesur es un nuevo mentís a todas sus falacias.

Algunas palabras de la manipulación mediática

Como he comentado en los últimos días, el golpe de Estado en Honduras ha estado acompañado por una amplia campaña mediática de desinformación y por una no menos peligrosa  manipulación de la terminología a la hora de designar a una y otra parte.

Hoy en mi post pretendo solamente enumerar algunos de esos términos.  Pido meditar sobre las connotaciones que puede tener la utilización de algunos de ellos, lo que puede darnos una idea de que en este terreno de los medios, nada, absolutamente nada, está en manos de la improvisación.

Veamos algunos términos que utilizan las grandes agencias noticiosas, tanto para denominar al presidente hondureño Manuel Zelaya, como para referirse al golpista Micheletti y a algunos de sus cómplices.

Son fragmentos tomados de reportes noticiosos de este jueves 9 de julio, alrededor de las tres de la tarde, hora de Cuba, cuando tenían lugar las conversaciones entre Zelaya y Oscar Arias, el presidente de Costa Rica y se esperaba la salida del aeropuerto del golpista Michelleti hacia la Casa Presidencial costarricense.

¿Coincidencias y semejanzas entre todas ellas? ¿Acaso una concertación?

AP

. Gobernante depuesto de Honduras Manuel Zelaya…
. El mandatario designado Roberto Micheletti…
. Crisis hondureña…
. Crisis política en Honduras…
. Micheletti reafirmó a la llegada el jueves que trabajarán incansablemente para alcanzar una solución exitosa…
. Micheletti ha insistido en que el diálogo no significa que se vaya a permitir el regreso al poder de Zelaya…
. Zelaya aseguró en la víspera que no cederá un centímetro en su intento por volver al poder del que fue derrocado el 28 de junio…
. El ministro de defensa hondureño Adolfo Lionel Sevilla dijo (se refiere al militar puesto en ese cargo por los usurpadores)…
. Micheletti fue juramentado por el congreso tras el golpe…
. Han ocurrido protestas populares contra el golpe de estado en Honduras…

AFP
. El depuesto Manuel Zelaya se reunió…
. Roberto Micheletti, que encabeza el gobierno que lo sustituyó en Honduras tras el golpe de Estado…
. Presidente de facto hondureño…

ANSA
. Desenlace de las negociaciones que encabeza el presidente de Costa Rica, Oscar Arias
. Crisis hondureña a raíz del golpe de estado…

EFE

. Negociar una salida a la crisis en Honduras tras el golpe de Estado…
. Las negociaciones…
. El golpe de Estado que depuso…
. Nombramiento en el Parlamento de Micheletti como nuevo presidente…
. Solución pacífica a la crisis causada por el golpe de Estado…

DPA
. Depuesto mandatario de Honduras Manuel Zelaya…
. Acción mediadora para procurar una salida a la crisis…
. Golpe de Estado del 28 de junio…
. El presidente interino hondureño Roberto Micheletti…
. El presidente del gobierno de facto…
. Suavizar las posturas…

Notimex

. Depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya…
. Crisis política hondureña…
. Orden democrático en Honduras…
. Gobierno de facto encabezado por Roberto Micheletti…

Reuters
. El Gobierno interino de Honduras…
. El Gobierno que encabeza Roberto Micheletti…
. El canciller Enrique Ortez (el golpista) …
. Ortez (…) forma parte del Gobierno interino de derecha…
. Micheletti nombró a la vicecanciller Martha Alvarado…

Todo lo que está entre paréntesis son acotaciones mías. El resto es textual de los medios mencionados. Los dejo para que cada quien saque sus propias conclusiones.

Con estos términos nos quieren engañar

Hoy quiero acercarme a ciertos términos que han venido acuñando algunos medios informativos, con los cuales van sembrando la semilla de la duda y pretenden engañarnos desde supuestas posiciones de objetividad.

Voy a tomar como ejemplo un despacho noticioso de la agencia de prensa Notimex, para explicarles lo que les propongo. Lo que aparece en cursivas y entre paréntesis son mis observaciones al análisis del discurso periodístico de este medio de prensa.

Santiago, 6 Jul (Notimex).- El canciller del gobierno de facto de Honduras, Enrique Ortez, culpó (fíjense como la acción parte de legitimar, al usar culpar, sin dejar margen a la duda. Culpar, según el diccionario, es imputación a alguien de una determinada acción como consecuencia de su conducta y la agencia utiliza la palabra luego de tomar las declaraciones de la fuente) hoy a manifestantes por la muerte de dos personas en choques (¿lo que sucedió en Honduras fue un choque entre dos grupos o, la agresión de las fuerzas policiales contra el pueblo? Represión hubiera sido una palabra más adecuada, pienso yo, porque es, además, lo que estamos viendo en los reportes de las televisoras que han podido transmitir sus informaciones) entre uniformados y partidarios del depuesto presidente Manuel Zelaya, ocurridos el domingo en Tegucigalpa.

Ortez aseguró a Radio Cooperativa de Chile, que ‘la policía no hizo ningún disparo, sino que entre los propios grupos antagónicos se fue un disparo’, por lo que ‘no hay ninguna responsabilidad’ de las fuerzas de seguridad (Realmente, aunque no está dentro del objetivo de lo que analizo, este párrafo lo único que provoca es indignación, soberbia, ganas de hacer y decir tantas cosas, pero no es bueno dejarse provocar).

El funcionario (aquí olvida la agencia que este hombre es un golpista y le da un rango que nadie le reconoce) reconoció que los enfrentamientos (vuelve con lo de los enfrentamientos, caramba, por qué utiliza ese término, que encubre y ofrece una connotación que no existe. Las armas las tienen los militares, quienes fueron al aeropuerto a recibir a su presidente, no tenían con que defenderse) de la policía y los manifestantes que llegaron ayer al Aeropuerto de Tegucigalpa a recibir al presidente constitucional del país, Manuel Zelaya, dejaron dos muertos y 10 heridos.

El canciller de Roberto Micheletti (oigan, aquí la agencia comienza a subir el listón, ya se olvidó que el supuesto canciller es del gobierno de facto y que Michelleti es el usurpador y da como hecho que ambos son lo que son y ya), que asumió como presidente (hubiera sido más certero decir que se robó la presidencia, que usurpó el poder, en fin, otro giro, ¿no creen?) tras la destitución (caballero, ¿Zelaya fue destituido? es verdad que el diccionario dice que destituir es separar a alguien del cargo que ejerce, pero lo que ocurrió con Zelaya fue más que una simple separación de su cargo, el presidente hondureño fue secuestrado, expulsado a la fuerza de su país y ahora han querido humillarlo al ni siquiera permitirle entrar a su nación) de Zelaya el pasado 28 de junio, aseguró que en Honduras rige una ‘absoluta’ libertad de prensa , en donde ‘hasta los periódicos que nos están atacando constantemente están hablando’. (De este enunciado del golpisa no vale la pena hablar, pues en mi blog he comentado la represión que han soportado los profesionales que han querido decirle al mundo la barbarie que ocurre en Honduras. Lo de la periodista de Telesur y lo del Canal 36 serían buenos ejemplos para recordar)

La Constitución está respetada, los niños están en la escuela, se respeta el tránsito, los vuelos internacionales. Aquí todo está en orden’, señaló a la emisora chilena. (Bueno, aquí lo que ha hecho la agencia es poner en boca del golpista sus declaraciones, pero vaya, en nombre de la objetividad, que tanto nos critican a los medios cubanos, podían haber contrapuesto aunque sea alguna otra visión diferente, a partir de lo que su corresponsal en Tegucigalpa estuviera viendo, como hemos estado observando muchos de nosotros por TeleSur. Ahora mismo un líder comunitario, en medios de las nuevas movilizaciones que se están realizando, reafirmó a esa televisora latinoamericana que todo en la capital hondureña está cerrado, no hay escuelas, los comercios no abrieron, en fin, es como si hubiera dos países dentro del mismo espacio, el que arman ciertos medios y el real, al que asistimos en vivo mediante la pantalla del televisor).

La víspera el Ejército de Honduras impidió, poniendo vehículos en la pista aérea, el aterrizaje de la aeronave que llevaba al depuesto (no sé ustedes, pero a mi la repetición de esa palabrita me sabe mal, porque a fin de cuentas, Zelaya es el presidente, ¿no?, ¿para que ponerle el calificativo depuesto?) presidente Manuel Zelaya al país, mientras miles de personas llegaron al lugar para hacerle un recibimiento masivo.

Zelaya fue depuesto y expulsado del país el 28 de junio pasado, en un golpe de Estado cívico (no estoy muy claro si se quiere esconder algo detrás de ese adjetivo) militar que ha sido condenado por la comunidad internacional y por el cual la Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió a Honduras del foro interamericano.

Así concluye el reporte de Notimex. Y mientras redactaba este post, hice un alto para analizar con una colega de redacción, cómo encabezar un cintillo dentro de un especial para la web del periódico. Entre las propuestas aparecía una que decía ZELAYA VS MICHELETTI, el cual serviría como enlace hacia una página donde se agruparían los trabajos relacionados con los usurpadores, buscando proponer materiales periodísticos que desenmascaren a los que le han arrebatado la democracia a Honduras.

Podrá ser una sutileza mía, pero dejar el cintillo anterior era darle al presidente Zelaya y al usurpador Micheletti, el mismo lugar en esta historia,  y ya sabemos que no es así. El primero fue elegido por sus coterráneos, el segundo se robó el poder sin el menor recato. Zelaya está reconocido en todo el mundo como lo que es, el mandatario de los hondureños, al gorila mayor nadie le ha dicho ni siquiera que existe, donde él dice que está.

En fin, podrán muchos no compartir mi análisis, por eso invito a otras reflexiones, desde el respeto y la diversidad.

Y dale con lo mismo

En el tema del golpe mediático que está ocurriendo en Honduras, quiero hacer un paréntesis para contarles cómo también las grandes agencias noticiosas se  suman al zarpazo, al presentar desde enfoques “diversos” su visión sobre los graves acontecimientos que se están sucediendo en el país centroamericano.

Decía en mi post anterior que no había recato alguno en la “superobjetiva” y cambia casaca CNN, pero su filiación a los golpistas y a quienes los sustentan, para mí, estaba descontada desde un inicio. Su posición en el golpe en Venezuela, en 2002, no fue una casualidad. Todo estaba concertado.

Reviso con una frecuencia bastante alta, los despachos que emiten las principales agencias noticiosas desde Tegucigalpa o desde sus redacciones centrales y estoy apreciando que “subrepticiamente” se están emparentando con los usurpadores. Nada nuevo, lo sé, pero no por ello uno debe dejar de mencionarlo.

Veamos algunos ejemplos.

Un despacho de la española EFE comienza “El nuevo canciller de Honduras, Enrique Ortez”… Que yo sepa, hasta tanto el pueblo de ese país no determine lo contrario, Patricia Rodas es la Canciller y el Enrique Ortez es otro de los golpistas. ¿Sutilezas?

Otra muestra de EFE que nos pone a pensar. En un despacho titulado Multitudinarias marchas en contra y a favor de Zelaya en Tegucigalpa desliza lo de “el nuevo Gobierno de Roberto Micheletti”, ¿quién lo eligió? Hasta donde sabemos, ellos mismos se autoproclamaron, sin tener en cuenta el criterio popular.

Pero continuemos hurgando.
La AP norteamericana, en todas las informaciones sobre el golpe utiliza: “gobierno designado de Roberto Michelletti”, yo preguntaría, ¿por quién? Y la inglesa Reuters solo modifica la manera de llamarlo al reiterar y reiterar: “Gobierno interino de Roberto Micheletti”. ¿No me digan? ¿Acaso es que se quedó por Zelaya porque este le dijo que asumiera su puesto?

Bueno, no voy a cansarlos. Solo pretendía un brevísimo acercamiento a la utilización manipulada del lenguaje periodístico con el objetivo de desvirtuar acontecimientos noticiosos.

Por eso, no puede uno dejarse llevar por lo primero que digan estos grandes emporios mediáticos. Lo que ha ocurrido en Honduras es un golpe de Estado. Llamarlo por otro nombre es silenciar el verdadero alcance que ya tiene un acto tan delicado como este.