Y tú, qué prefieres, la web o el impreso

Ante esa disyuntiva pueden estar debatiéndose hoy muchos profesionales de los medios de comunicación, quienes ante la aparición de Internet y los adelantos tecnológicos a ella asociados han visto que los espacios de realización periodística pueden estar cambiando de una manera más rápida de lo habitual.

Pero no se trata solamente de la postura que pudieran asumir los periodistas y otros comunicadores; también cuenta en este análisis qué piensa el receptor, quien también cambió su relación con el medio a partir de la expansión de la web.

Y me nació la pregunta luego de que un colega, muy interesado en publicar en el medio impreso que dirijo, me enviara un correo electrónico aclarándome que un extenso e interesante artículo, el cual le había solicitado reducir o dividir en varias partes.  El referido profesional me confesó en el intercambio de correos electrónicos, que su aspiración era que el periódico le publicara el trabajo, aunque, decía “lo envié a un medio digital que ya me publicó la primera parte, pero creo que Uds. no compiten, ellos son solo WEB y tu texto”, concluía la comunicación.

Después de leer tal confesión, volví a meditar sobre cómo seguimos viendo hoy a los medios llamados tradicionales y cómo se aprecia la web. Las miradas al fenómeno son tan diversas como opinantes existan para debatir, pero no debemos rechazar el análisis más allá de estereotipos creados.

Creo firmemente en que la “tecnologización” de nuestra vida cotidiana, trae aparejado diferentes miradas a la manera de acceder a la información pública y no debe desecharse ninguna de ellas, no ya en un país subdesarrollado como Cuba, donde el impacto de Internet y de los medios de comunicación digitales aún no es el que se aspira, que como todo sabemos se lo debemos en gran medida al bloqueo de Estados Unidos contra nosotros. Hablo también de otros muchos lugares con alta conectividad, donde siempre habrá, allá, en lo más último alguien que deseará acceder a la información a partir de lo más tradicional.

Esa realidad de la anécdota que les hago, puede reflejar cómo aún para muchos, los periódicos impresos siguen siendo lo más importante para su realización profesional y aunque ya comienzan a reconocer a la web como una salida nada despreciable en su labor, les queda todavía aquello de que lo que no sale impreso, no ha sido noticia.

Paradojas de la era moderna. Contradicciones sobre las que hay que meditar.

Be Sociable, Share!

11 pensamientos en “Y tú, qué prefieres, la web o el impreso

  1. avatarNorma

    A propósito del tema quisiera poner a su consideración esto que escribí una vez

    ¿Cuánto influye Internet en nuestras vidas?

    Norma Ferrás Pérez

    Los Medios de Comunicación Masiva (MCM), ya sea la prensa, la radio, televisión, cine o Internet ejercen, en mayor o menor medida, una enorme influencia en la vida de los hombres. Pero, a mi modo de ver, Internet es el más poderoso y universal de los medios.

    El avance tecnológico ha conllevado a la utilización cada vez más generalizada de Internet, en el que convergen de manera fascinante todos los MCM. Con su uso se puede o se cree conocer lo que sucede en cualquier lugar del mundo, la última película, el último producto que se comercializa, la prensa, la radio, las últimas investigaciones científico-técnicas.

    Un aspecto positivo es que amplios contenidos de información pueden extenderse a diferentes lugares del planeta de forma inmediata, lo que posibilita conocer características de diferentes regiones, su cultura, geografía, forma de vida, religión o tradiciones.

    Este medio tiene el inconveniente que cualquier persona puede añadirle artículos sobre un tema determinado, por lo que si un usuario busca alguna información, esta puede ser valiosa o completamente falsa. Es difícil que la gran masa con acceso a Internet esté preparada para saber discriminar cuando una información proviene de una fuente fidedigna. Esto requiere de un estudio más profundo.

    Desde mi punto de vista, es importante analizar otro aspecto que trae como consecuencia el uso y desarrollo de Internet. Las personas están más inmersas en ese mundo y se alejan del contacto físico entre ellas.

    Cada vez es menos necesario salir de la casa para comprar un producto, trabajar, ver una película, informarse o desinformarse o simplemente conversar. En fin dejan de convivir socialmente y tienen una excesiva necesidad de estar conectados a la red.

    El desarrollo tecnológico de las comunicaciones es muy importante y sin dudas facilita la vida de los seres humanos, pero es preocupante que muchos niños ya no jueguen con espadas de madera donde del otro lado, escuchen la risa de su amigo, felices por compartir este u otro simple juego.

    En el futuro, cada vez habrá más niños que jugarán desde sus casas y en frente solo tendrán un ciberjuego. En el mejor de los casos, del otro lado habrá otro niño a miles de kilómetros, que por casualidad se conectó a la red de Internet. Quizás hasta jueguen felices, pero su risa no sonará igual, pues será una risa cibernética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*