Los retos de Twitter

De verdad, que el tema de las redes sociales hay que estudiarlo a profundidad. No basta con tener una cuenta en Twitter y Facebook para entender la complejidad del fenómeno que se ¿esconde? detrás de esas herramientas.

Y lo digo porque muchos profesionales del Periodismo todavía no aprecian en ellas el alcance que tienen para los fenómenos de la comunicación moderna y para algunos su incursión en estas plataformas no pasa de ser estar a la moda.

Y por supuesto que no critico esos comportamientos, porque cada cual es dueño de sus procederes, pero no logro entender que muchos estén desperdiciando su tiempo sin entender que en la actualidad, los complejos procesos de la comunicación, pasan inexorablemente por las redes sociales y sus alcances.

¿Nos hemos detenido a pensar para qué pueden utilizarse hoy Twitter y Facebook, más allá de sus usos primarios?

La experiencia de haber profundizado en los últimos meses en Twitter, por ejemplo, me ha permitido, en primer lugar, contar con una nueva fuente de información nada despreciable para saber cómo andan las cosas en este mundo patas arriba. Sí, porque si bien en las rutinas de producción de los medios, tradicionalmente las grandes agencias siempre fueron las fuentes primarias, puedo dar fe que ahora, en muchísimas oportunidades las referencias se encuentran en la red social.

Y es porque la socialización de sus haceres y la posibilidad de la producción individual de la noticia, sin la mediación de quienes aplican sobre ellas el control de la difusión, se convierten en fórmulas de éxito para quienes detrás de cualquier aparato con conexión a Internet, manejan a su antojo los flujos con que ofrecerán su muy peculiar producto comunicativo.

Muchas veces por esa vía nos enteramos de noticias que luego, mucho tiempo después, llegan por los canales tradicionales como los periódicos, la radio, la televisión y hasta las propias páginas web de los medios informativos, lo ofrece otra dimensión de un asunto de alta complejidad, relacionado con la desaparición del monopolio informativo de los grandes emporios mediáticos.

Se ha ido entronizando por otro lado, en no pocos profesionales, una nueva manera de comportamiento para llegar a la noticia, en lo cual las referencias que puedan aportar redes como Twitter comienzan a tener un valor considerable, pues cuando están bien engranados los procesos, de hecho se convierte en una fuente fidedigna para obtener y luego comprobar la noticia.

Hay otros retos que nos están imponiendo este tipo de plataformas. Ahí están la inmediatez y la síntesis, atributos en proceso de extinción en no pocos medios cercanos a nuestro entorno y escenarios periodísticos.

También están, en el caso de Twitter, la difusión de mensajes instantáneos, sin que medien los profesionales de la comunicación en ese acto, la posibilidad de multiplicar mensajes ininterrumpidamente y hacia el infinito, seleccionar qué, quién y cómo se accede a mensaje de interés particular, y en fin pudieran escribirse otros muchos que ponen en crisis las rutinas y las maneras de hacer de los medios de comunicación en sus versiones más tradicionales.

Por ello pienso que si algo debemos aprender de herramientas como estas es a no subestimarlas o pensar que son cosa de poca monta.

Me decía un colega hace poco que en un país que visitó recientemente, para acceder a trabajar en un medio de prensa X, entre algunas de las cualidades que solicitaban a los aspirantes, un requisito era el dominio de este tipo de herramientas y me aseguraba que quien no tuviera un mínimo imprescindible del conocimiento quedaba en el camino de su aspiración.

Y es que parece que llegó el momento para que se entienda de una vez y por todas que los retos de la comunicación hoy en día son tan altos como los que nos pone Twitter con sus 140 caracteres. Y para muchos podrían frustrarse sus deseos de comunicación, si siguen ignorando los alcances que aparecen ante cada mensaje que se inserta en esa pequeña pero indiscutiblemente útil herramienta virtual. Hagamos nuestros análisis.

Be Sociable, Share!

4 pensamientos en “Los retos de Twitter

  1. avatarLuis_Angel

    Exelente publicacion Pelayo…

    En verdad tenemos que cuestionarnos el proposito final de esta y otras redes sociales a la cual las supervisan directamente las principales oficinas de seguridad nacional de E.E.U.U…….

  2. avatarSanchez

    La frecuencia de publicación en el blog oscila según las posibilidades de conexión a Internet. La semana pasada por ejemplo estuve posteando cada día, porque la necesidad de expresarme era tan fuerte que hice hasta lo imposible por enviar esos textos. No obstante, reconozco que estoy subyugada por Twitter. No se trata solamente del reto de la brevedad, sino del hecho tecnológico de que desde mi móvil y por sms puedo enviar información a un número de servicio de esa red social y sale publicado ipso facto en mi cuenta. Esa posibilidad está a la mano de cualquier persona en el planeta, aunque sólo la utilizamos aquellos que no podemos navegar frecuentemente por la web. Entonces, mientras desde el pequeño artilugio que es mi celular puedo emitir esos mensajes en 140 caracteres, mi blog depende de que yo pueda colarme por una rendija al ciberespacio. El ecosistema de la blogósfera que antes disfrutaba se ha visto enriquecido sin dudas por el microbloggin, mientras he dejado para mi diario virtual las crónicas, viñetas e historias que necesitan ser desarrolladas con mayor extensión. Twitter es la posibilidad del SOS, de la inmediatez que me salva la vida.

  3. avatarRoberto Díaz Martorell

    Pelayo, tienes razón. Twitter es hoy un escenario imprescindible para la gestión oportuna y fresca de información sin censuras. Rosa Miriam comentó una vez, al extrapolar la vida real a las Redes Sociales, que Twitter es Rado Bemba y Facebook la discoteca. ¿Cuánta información cabe en 140 caracteres? Toda la que el twittero sea capaz de sintetizar. Debería ser una meta para cada profesional de la prensa cubana hoy el dominio de las herramientas de Twitter, quizás no publicáramos noticias en tiempo diferido cuando casi todo el mundo ya la vio y comentó.
    Por otra parte, no solo sirve de fuente de información, Twitter puede apoyar el proceso de gestión de lectores y usuarios a partir de una estrategia intencionada a mantener una línea de mensajes de manera estable y sistemática en el timeline de twitter. Imagine que un twittero potencial (más de 5000 seguidores) de RT al mensaje, cuántos usuarios potenciales tendremos en un segundo, nadie sabe el tráfico que pueda tener, pero puede ser una expectativa. Además, se debe tener en el sitio web, una propuesta atractiva y profunda, como la tiene hoy JR.

    Salu222

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*