La individualización del placer

El placer en los tiempos que corren está ligado a ciertas cosas materiales, me comentó hace poco un conocido mientras reflexionaba sobre cómo en la era de las Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones el disfrute, pasa, según él casi inexorablemente, por ciertos niveles de posesión de objetos electrónicos de última generación.

Y alguien que se encontraba cerca decía no coincidir plenamente con tal afirmación, pues, para esta otra persona, llevar un vida plena requiere de muchos otros atributos, muy, pero muy lejos de la necesidad de contar con artefactos tecnológicos de la última moda.

Así, en esa dicotomía imagino se encuentren actualmente muchas personas en este mundo, pues por un lado están los defensores de una existencia atada a lo último que saldrá al mercado de los aparatos tecnológicos, mientras otros siguen refugiados en sus tradicionales hábitos en armonía con una convivencia menos virtual.

Y traigo el tema a colación, a propósito de los cambios que se vienen operando en muchas actividades de la vida diaria, donde cada vez más el uso de computadoras, teléfonos móviles en toda su amplia gama de inventos, y otros equipos, con Internet como telón de fondo, tienden a cierta individualización de los hábitos de vida cotidianos, a lo que pueden sumarse redes sociales, como Facebook, que si bien han revolucionado la manera de relacionarse entre las personas, también han provocado cierta adicción por momentos casi enfermiza, de estar “pegados” frente al ordenador.

A esta altura, alguien podría preguntarme, y a dónde quieres llegar con estas letras. Pues creo necesario que meditemos sobre cómo dentro los cambios obligados que nos ha impuesto la modernidad, preservamos ciertas formas que no se contradicen con la visión futurista de la vida.

Por ejemplo, en las redacciones periodísticas cada vez con más fuerza se aprecia la poca presencia de los profesionales, pues en muchos casos tienen conexión a Internet desde sus casas y ya se sabe que muchos en estos tiempos pretenden aplicar, parafraseando, aquella frase de “Denme Internet y moveré al mundo”.

Pues lo cierto es que muchos profesionales de los medios olvidaron el camino hacia sus antiguos predios y ya no necesitan visitar los espacios físicos, habida cuenta que la Internet transformó las rutinas de producción en todos los sentidos.

Ello es inevitable y no podemos negar sus ventajas, pero no deben quedar sin análisis los posibles contratiempos que traen tales prácticas, sobre todo si se entiende que la obra colectiva y la discusión y el intercambio in situ son prácticas muy saludables. Las relaciones humanas directas no tienen y no tendrán nunca sustitutos virtuales.

Otro tanto puede ocurrir con ciertas prácticas que se han venido a entronizar con la aparición de las redes sociales.

¿Acaso hay un tiempo determinado para estar frente a una computadora, “navegando” por las redes sociales? ¿Los cambios de conducta que ya son apreciables en algunas personas adictas a esos espacios, serán normales o inducidos por las nuevas tecnologías? ¿No debemos tomarnos ciertos aires de vez en cuando para salir al mundo real donde convivimos? ¿Podemos respirar si tener contacto o acceso a Internet?

Son algunas interrogantes que me vienen a la mente, que para muchos parecerán anticuadas y sé de antemano que desatarán la polémica.

Mientras, recuerdo la anécdota de dos amigas, que corren el peligro de  iniciar un no deseado distanciamiento en su centro de trabajo y en sus relaciones diarias, pues una de ellas no se despega de Facebook, mientras la otra le suplica que conversen sobre la última travesura de su mascota canina.

Ya para ellas, nada está siendo igual. Algo les cambió su manera de relacionarse. ¿Acaso fueron las Nuevas Tecnologías? ¿Las redes sociales? o ¿La vida misma?

Be Sociable, Share!

6 pensamientos en “La individualización del placer

  1. avatarRev Leonides Penton Amador

    Cuando en un cierto lugar,solo existe un bebedero de agua,es muy logicol mismo.Pero habiendo muchos,cada cual usa el que Asi pues,para que ir a la redacci[on donde muy seguramente el jefe de redaccion podria sugrir quitar o anadir sobre lo que se ha de escribir?
    No solo el periodista debe tener derecho a tener una computadora en su casa sino todos,que por cierto son analistas de lo que aprecian en la sociedad
    Rev Leonides Penton Amador

  2. avatar100 % Gusan@

    Yo pienso que la “fiebre” por la tecnología se nos pasará cuando nos adaptemos a su cotidianidad.

    Tengo unos cuantos cacharritos, pero mis placeres siguen estando en tener a mi madre conmigo, cocinar para mi familia, reunirme con los amigos, acurrucarme con mi hijo…

    Mi hijo, tiene 8 años. Nació en plena era tecnológica. Desde bebé ha vivido rodeado de computadoras, televisión por cable, dvd, y ahora videojuegos.

    Sin embargo, a menudo me plantea que el Nintendo lo aburre y se va a la acera a patear pelotas y montar bicicleta con los vecinos.

    Hay un momento en que lo nuevo te deslumbra, luego te acostumbras a vivir con eso ahí.

  3. avatargallo

    Roberto Suárez:
    Yo veo que el sol siempre se esconde por el oeste y… aunque sale por el este… todo eso pudiera ser bien relativo en materia de quien lo ve primero. Aunque para mi eso es bien poco importante, lo real es que.. Occidente siempre PIENSA que VE EL SOL PRIMERO… y esto pudiera ser, entre otras cosas debido a que.. casi todos aceptamos este hecho, y todo lo que lo rodea, sin pensar correcta y detenidamente en esto y sus consecuencias, sobre todo, en sus consecuencias. Algunas cosas que leo, mas mi intuicion, me estan indicando que China ha tomado mas conciencia de eso que el resto…
    En materia de TIC pudiera y debiera haber sorpresas si en vez de emulacion por las primicias y por el monopolio de los conocimientos para un uso claramente interesado (no se si haz leido lo que nos ha hecho Facebook http://razonesdecuba.cubadebate.cu/noticias/latigazos-tecnologicos-del-bloqueo/), hubiera cada vez mas y mejores intercambios. No crees?
    Mira que titulo para presentar de forma tan curiosa y sugestiva la filosofia de un frances que defiende creiblemente la idea comunista llamado Alain Badiou en este articulo que pude leer gracias a Iroel Sanchez http://lapupilainsomne.wordpress.com/2010/11/06/alain-badiou-los-intelectuales-son-hoy-los-perros-guardianes-de-los-que-mandan%e2%80%9d/

  4. avatargallo

    Pelayo:
    No comprendo por que no le han comentado
    Por variados motivos hay cosas en la vida ante las que no nos detenemos, a pesar de afectarnos mucho, y algun daño eso nos hace si no lo manifestamos. Por eso agradezco esta apertura de poder ejercitar el criterio que posibilita este articulo suyo. Parafraseando a Silvio, en esto de la individualizacion del placer, pienso que el cubano es mas intuitivo que sabio.
    Para mi el placer es un momento, una culminacion que es o debe ser precedida por un esfuerzo, pues puede ser un engaño y no se aprecia si no es asi.
    Yo concibo la vida como un intercambio, constante, en el que observo apetitos e incluso hambres, materiales y espirituales, naturales y artificiales, satisfechos o insatisfechos, que casi siempre son objeto de manipulacion interesada segun la ideologia que sustentemos o creamos sustentar y el lugar que ocupemos en la cadena de energia impuesta al mundo, donde se toma y se da sin plena conciencia de eso.
    A los cubanos nos llega un poco tarde, como siempre, este fenomeno de las TIC, en medio de una compleja situacion mundial http://www.cubadebate.cu/especiales/2011/08/09/error-503-propiedad-ideologia-e-informacion/
    y tambien nacional
    http://lapupilainsomne.wordpress.com/2010/10/27/comunicaciones-cuba-ee-uu-acceso-a-internet-y-telefonia-celular-en-la-isla/
    donde hay trazada una sabia politica interna que apunta hacia su USO SOCIAL, segun veo, insuficientemente divulgada y aplicada, http://vladia.bloguea.cu/2010/11/13/que-respondieron-los-aldeanos-en-el-programa-de-alexis-valdez/ politica que PUEDE POSIBILITAR (si tiene un timonel que no la descuide, que con ojos, oidos y manos atentas no permita perder el rumbo) EL INICIO DEL FIN de los privilegios y monopolios vigentes en materia de conocimientos, el perpetuom mobile en cuyas curvitas nos perdemos tanto; y digo esto porque noto se habla, se hace ademas, tan poco por neutralizar esa discriminacion objetiva de la que hablaba Fidel, que tanto daño hace y hará, a la que tanta atencion se debe prestar que vaya…
    veo esta posibilidad mas lejana aun que el disfrute personal de las propias TIC porque depende del hombre con poder aunque no con conocimientos y habilidades en las TIC, y mientras tanto el uso que se reprocha en el articulo.
    Que bello, util y oportuno será estimular y liberar con tino las fuerzas productivas y que con mano y mente sabias y seguras hagan palpable, cada dia mas la sensacion de que elegimos nuestro destino y reelaboramos los frutos de la produccion material y espiritual, mundial y nacional no solo para el placer individual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*