Cuando la noticia está en el comentario

“Y Polonia gana el mundial en 4 sets 18 a 25, 25 a 22, 25 a 23 y 25 a 22, justo ganador”.

Así escribió en la caja de comentarios de una información sobre el Mundial de voleibol, rama masculina, un internauta de Granma y con ello dio “el palo periodístico” al revelar quién se había coronado en el campeonato de la disciplina con sede en Polonia.

Pudiera parecer intrascendente el hecho de que un lector sea quien ofrezca la valiosa información, pues con la interconexión mundial en la que vivimos, muchas noticias “vuelan” más rápido que el más moderno de los aviones.

Sin embargo, traigo a colación el hecho por lo significativo que resulta como ejemplo de cómo van cambiando las dinámicas de la comunicación a partir de las posibilidades que ofrecen hoy las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Pensemos por un momento que tiempos atrás, antes de la llegada masiva de las tecnologías, quien primero informaba era el medio de prensa, que tenía acreditado a un periodista, al que se le paga porque cubra la información, le ofrece los recursos a su alcance para que pueda realizar la cobertura, etc, y por esa vía, es decir, el profesional entrenado para tales lides, siempre nos enterábamos del resultado.

Ahora, un lector ha colgado un breve texto de 23 palabras en la caja de comentarios de una noticia de Granma, y nos ha dado la noticia, sin que medie, en este caso, la función social del periodista, como tradicionalmente lo hemos visto.

Hace poco, igualmente, en una nota sobre este deporte, otro internauta o no sé si el mismo de la ocasión que narro, fue describiendo, segundo a segundo, los pormenores de uno de los partidos del mundial de voleibol, y lo hizo en la caja de comentarios de una noticia relacionada con el evento y Granma fue publicando los resultados de aquel partido por esa vía.

Ello nos lleva a hacernos varias interrogantes. ¿Por qué no fuimos capaces, como medio, de hacer lo que el lector pudo hacer? ¿No tenemos capacidad o nos falta emprendimiento? ¿Perdemos el monopolio de la información ante acontecimiento tales? ¿El famoso y muy comentado periodismo ciudadano se impondrá en el futuro de esta profesión? ¿Hasta dónde estaremos dispuestos a “ceder” en la primicia de las noticias? ¿Estamos conscientes de las amenazas que imponen sucesos de esta naturaleza?

Es verdad, que por otro lado se corren riesgos ante la veracidad o no de la información que nos ofrecen, pero en esta ocasión el lector demostró seriedad, puesto que al final el resultado era tal cual nos lo estaba diciendo.

Las preguntas podrían ser muchas otras. La realidad es que mientras más lentos seamos desde los medios en ofrecer visiones como esta, y no palpitemos y conozcamos a fondo que la instantaneidad es ya intrínseca a los modos de hacer del Periodismo actual, poco podremos hacer ante situaciones similares y siempre habrá alguien que nos dé el “palo periodístico”, ya bien desde su móvil o bien, como en este caso, desde la caja de comentarios de una noticia publicada en Granma.

Nada, algo más para meditar entre quienes estamos inmesos en el mundo intenso del Periodismo y la comunicación. Otra alerta ante los desafíos futuros, otra señal para tomar en cuenta. Ya, hace mucho rato, perdimos el monopolio, debemos tener cuidado, podemos perder la esencia misma y podríamos quedarnos en nada. Pensemos.

Be Sociable, Share!

6 pensamientos en “Cuando la noticia está en el comentario

  1. avatarGualterio Nunez Estrada

    Actualmente, es normal este intercambio del que hablas en una gran parte de los medios y eso le da dinamismo al periodico porque el lector se motiva a leer la informacion para discutirla o aprobarla. Ocasionalmente, el autor del articulo despeja una duda cuando se produce un debate al nivel del foro, pero eso depende de la orientacion del protocolo de prensa. Yo celebro que este formato sea mas dinamico cada dia en los medios cubanos porque con la capacidad educacional de Cuba muchos lectores pueden arrojar nuevas luces en cualquier tema, incluso sugerir reportajes y soluciones a los problemas.

  2. avatarRosa C. Baez

    No sólo los comentarios: perdemos la oportunidad de utilizar la posibilidad de hipervincular, ofrecemos noticias comentadas de, por ejemplo, una Declaracion Final de un evento… y no la vinculamos dando la posibilidad de leerla a quien quiera el texto íntegro… a nuestros eventos van decenas de fotógrafos… y las noticias aparecen sin imágenes… o en el caso de ponerlas, salen sin crédito… creo que hay que afinar la puntería en muchos temas, querido Pelayo

  3. avatarNéstor Antonio Castro Santiesteban

    Pelayo:

    Las instituciones no pueden ir a la zaga de la realidad. Nuestras concepciones “clásicas” sobre determinados procesos o establecimientos “tradicionales” no pueden quedar esperando porque las cosas sean como fueron siempre o como queremos que sean. O nos movemos revolucionariamente como revolucionariamente se mueven y cambian muchos aspectos del quehacer universal y nos ponemos a su altura, identificando cuáles de estos aspectos han de ser de nuestro propio provecho, ajustándolos a nuesta realidad, o nos quedaremos a la zaga de ellos, como el ejemplo que ha citado usted.

    Néstor Castro

  4. avatarlaura

    En el tema del periodismo ciudadano creo que nos estamos quedando atrás y eso tendrá consecuencias negativas sobre todo a la hora de la valoración que el público pueda realizar de medios tradicionales como Granma. Sería ventajoso poder dar nosotros mismos el primer paso, mas nos podemos ser ingenuos porque todavía existen factores o figuras cuya mentalidad es retener la información demeritando su valor como producto de las sociedades modernas y como derecho de los ciudadanos. Es hora, creo, de que las agendas públicas dicten las agendas de medios como Granma con una historia que no puede darse el lujo de perder. Ahí están los ejemplos de los modelos comunicativos de otras naciones latinoamericanas que, salvando las distancias, muestran resultados positivos y dignos de seguir. Bueno, no quería excederme. Me cuadra el tema que escribe en esta entrada de su blog. Siga escribiendo a pesar de la dinámica del yate.. Un abrazo,

  5. avatarYuri Núñez Clavera

    Cro. Pelayo. Coincido plenamente con la reflexión que usted realiza sobre este tema, y la necesidad de integrarnos más a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*